Hace un tiempo ya lo anunciamos en Proptex: el nuevo modelo inmobiliario ‘build to rent’ ha llegado a España para quedarse. El Barómetro de Empresas Inmobiliarias de España claramente lo confirma. 

El mercado residencial para alquilar consigue cada vez más adeptos en España. El primer semestre del año alcanzó facturar cifras por valor de 600 millones de euros, aún teniendo en cuenta la paralización del mercado debido a la pandemia. Cada vez más la sociedad apuesta por el mercado del alquiler y deja más de lado la idea de comprar una casa, quizás debido a los bajos salarios de nuestro país (en comparación con la media europea), a la inestabilidad laboral o simplemente al perfil del arrendatario (mayoritariamente jóvenes), en las que comprar una vivienda no entra dentro de sus planes por ahora. 

Por todo ello, el modelo de negocio build to rent lo ha visto claro y no para de crecer en nuestro país hasta posicionarse, cada vez más, como uno de los sectores con mayor perspectiva de crecimiento actuales, aún en tiempos de pandemia.

Según el Barómetro de Empresas Inmobiliarias de España, realizado por Ejeprime con la colaboración de Gesvalt, siete de cada diez empresas auguran un incremento de la demanda de activos residenciales destinados al alquiler y dos de cada tres empresas compañías prevén un aumento también en la oferta. 

Este aumento, tanto de la oferta como de la demanda de estos activos, permitirá que se ajusten los precios. De hecho, un 30% de las compañías señala que el precio de los alquileres residenciales se reducirá en los próximos meses.

Por su parte, y tal y como se indica en el estudio, en el residencial para la compra, sólo el 47% de los agentes pronostican un aumento de la demanda y el 59% augura una reducción de los precios. Aun así, la mitad de las empresas prevén que la oferta de nuevas promociones residenciales continuará aumentando.

Aprovechar el creciente negocio del build to rent en España

Hace unos días, la boutique de inversión Primevest Capital Partners aunciaba en el portal Brainsre.news sus nuevos movimientos en el mercado del Real Estate en España: la gestora de inversiones europea prevé desembolsar 100 millones los próximos dos años en comprar vivienda en alquiler en España, con varias operaciones ya en estudio y centrando sus inversiones en ciudades como Madrid, Valencia, Málaga y Bilbao. 

La compañía Stay, fruto de la unión entre Nuveen Real Estate y Kronos, tiene previsto invertir más de 1.000 millones de euros para levantar 5.000 pisos de promoción para alquiler (BTR) en varias ciudades de España. Con una cartera de alrededor de 1.400 viviendas, las promociones se ubicarán en Madrid, Valencia, Tarragona y Córdoba y en conjunto representarán una inversión de más de 250 millones de euros.

A este negocio del Build to Rent también desembarcan otros grupos inmobiliarios españoles como el madrileño Pryconsa, que acaba de cerrar su primera operación build to rent, con una promoción de 180 viviendas de dos dormitorios en el distrito madrileño de Vallecas, con entrega prevista para finales de 2022.