El administrador de la propiedad debe ser capaz de ofrecer servicios a los propietarios de edificios residenciales o de oficinas que no disponen de tiempo o no saben cómo gestionar sus inmuebles. Para una gestión excelente, necesita recursos y herramientas que optimicen su trabajo.

Un administrador de propiedades o property manager tiene como objetivo gestionar los inmuebles de sus clientes. Pero lo que aparentemente parece sencillo de comprender, lo cierto es que son muchas las funciones a desempeñar por dicho administrador. Empecemos por definir las tareas que un administrador de la propiedad debe hacer sí o sí.

Tareas y funciones de un administrador de la propiedad

  • establecer una comunicación fluida con los inquilinos y ser el nexo de unión entre ellos y los propietarios del inmueble.
  • ser capaz de resolver las incidencias en el menor tiempo posible.
  • optimizar los costes de gestión de las reparaciones al máximo.
  • informar a los propietarios, en tiempo real, sobre el estado de sus inmuebles.
  • ser capaces de ofrecer servicios de valor añadido a sus inquilinos.

¿Cómo gestionar inmuebles de manera efectiva?

Como decimos, son muchas las tareas que un property manager o gestor de la propiedad debe poder gestionar. Disponer de un software de gestión que ayude al property manager a cumplir las funciones específicas de su cargo, hará que pueda focalizar esfuerzos en tareas menos monótonas o cotidianas (como la resolución de incidencias leves). 

En base a las tareas de gestión anteriormente nombradas, os contamos cómo una herramienta como el software de gestión de ElpTEX es capaz de dar el soporte técnico que todo property manager necesita: 

  • La comunicación fluida con inquilinos y arrendatarios se consigue con un sistema eficaz de chatbot. El chatbot de ElpTEX, dotado con Inteligencia Artificial, permite automatizar las tareas y ofrecer información personalizada. Es capaz de conectar datos internos y externos, identificar la categoría de la incidencia, poner en alerta a las partes implicadas y dar respuesta inmediata al inquilino. Y todo ello al mismo tiempo que genera Big Data por sí mismo, convirtiéndose cada vez en un bot más inteligente.
  • En cuanto a la resolución de problemas en el menor tiempo posible, EelpTEX ofrece la opción de gestión de tickets, que convierte las peticiones de incidencias de inquilinos en tickets segmentados y enviados al facility manager. Así, la misma plataforma es capaz de gestionar órdenes de trabajo de forma automática junto a un potente sistema de SLA impulsado por Inteligencia Artificial. Simplemente el inquilino registra su incidencia y se olvida. 

  • Al hablar de las tareas de un property manager, no podemos olvidar que una de sus funciones es el poder optimizar los costes de gestión de las reparaciones al máximo. Con EelpTEX existe un control total de las gestiones de reparación: cuando un inquilino abre un ticket, el proveedor (de mantenimiento, de servicios…) recibe directamente la petición o incidencia y puede responder sobre su disponibilidad, el tiempo que le va a llevar la reparación y cómo va a solventarla. Así, el gestor de la propiedad puede controlar cómo se están llevando a cabo todas las incidencias cómodamente y sin sobreesfuerzos.
  • Los inversores inmobiliarios o propietarios no tienen tiempo de gestionar sus propios edificios comerciales o residenciales, pero ello no significa que no tengan que estar informados de todo lo que sucede en ellos. El software de gestión de inmuebles de EelpTEX ofrece dashboards de métricas y analíticas para la medición de objetivos de control, lo que permite tener una visión global y completa sobre el funcionamiento de los inmuebles.
  • Tener inquilinos contentos se transforma en tener inquilinos más fieles. Y para conseguir lo primero, el property manager debe poder ofrecer servicios de valor añadido. Una de las funcionalidades que EelpTEX ofrece es el marketplace de servicios para inquilinos, un módulo de gestión de servicios para los inquilinos (lavandería, reservas a restaurantes, mensajería, delivery…). De esta forma, el gestor de la propiedad conseguirá una comisión sobre las ventas realizadas en el marketplace, un valor diferencial de sus servicios respecto al mercado inmobiliario y unos inquilinos más felices, y por ende, más fieles.