El contexto de incertidumbre actual hace que sectores como el Real Estate tengan que encontrar nuevas oportunidades de negocio. El sector inmobiliario se reinventa y busca enfoques innovadores en plena crisis del coronavirus. 

Al acceso a la vivienda o a la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario se le suma ahora la pandemia actual. Está claro que no son buenos tiempos para el sector inmobiliario. Pero si algo hemos aprendido en estos últimos meses ha sido a sobreponernos a las circunstancias y a buscar nuevos paradigmas de negocio en el sector inmobiliario. 

Desde Proptex analizamos las grandes tendencias del sector inmobiliario actual y las clasificamos en los 5 puntos más importantes:

1.- Tendencias tecnológicas en el sector inmobiliario

El confinamiento puso de manifiesto la necesidad de adaptarse a los tiempos que nos tocaba vivir y el trabajo remoto, las videoconferencias o la inteligencia artificial dieron el pistoletazo de salida de toda la tecnología que podríamos implantar en el sector. En los próximos años veremos una clara apuesta por la tecnología y la digitalización en el sector inmobiliario: el Big Data, la realidad virtual, el machine learning, la firma digital… 

Las empresas Propetch han visto cómo esta tendencia es cada vez más esencial en el sector inmobiliario, por lo que el uso de softwares que ayudan a la digitalización en el Real Estate es sin duda la mejor apuesta para cualquier property manager o inversor inmobiliario. 

2.- Tendencias sociales en el Real Estate

El tradicional tándem de ‘venta vs alquiler’ ha quedado muy atrás. Ya hace años que oímos hablar del coworking como modelo de trabajo en el que compartir espacios profesionales y disponer de oficinas flexibles. Una evolución del coworking podríamos decir que son las ‘flex office’ o  incluso el coliving, donde distintas personas comparten piso con unas zonas comunes y además comparten espacios de trabajo. Y es que el coliving es un paso más al coworking y un nuevo modelo de vivienda y tendencia social que iba despuntando poco a  poco. Y ahora, tras el confinamiento, muchas personas se han empezado a replantear las condiciones de sus viviendas y las relaciones interpersonales, tomando cada vez más fuerza estas tendencias sociales del sector inmobiliario.

3.- Nuevas tendencias económicas para inversores

En ElpTEX ya hemos hablado en otras ocasiones del Build to rent o construir para alquilar, otra de las tendencias que cada vez los inversores y promotoras toman más en consideración. Un modelo inmobiliario con una gran rentabilidad económica por parte de los fondos de inversión que va muy alineado con las tendencias socio demográficas actuales, en las que muchas personas ven difícil, por ahora, poder comprar y buscan alternativas a la vivienda. 

4.- Tendencias en diseño de experiencia de cliente 

Muy ligadas a las tendencias tecnológicas, la experiencia de cliente resulta ser cada vez más importante si queremos atraer arrendatarios de mejor calidad. Y esta, a pesar de ser una tendencia que ya veníamos viendo en los últimos años, ahora resulta más esencial. La difícil competencia del sector, junto a la pandemia, obliga al sector inmobiliario a diferenciarse y una clara forma de conseguirlo es ofrecer experiencia de cliente eficaz. Ya no sirve solamente que el cliente vea sus necesidades esenciales cubiertas sino que necesita (y exige) un trato personalizado. Herramientas como la plataforma de experiencia de inquilinos basada en Inteligencia Artificial para la gestión de edificios e incidencias de Proptex ayudan a ofrecer una comunicación más directa y una experiencia de cliente exitosa en todos los sentidos.

5.- Tendencias de sostenibilidad

Muy ligada a la eficiencia energética, esta tendencia toma cada vez más peso en el sector inmobiliario. Hablamos de una evidente preocupación por la sostenibilidad energética de la vivienda, pero también de una reducción del impacto medioambiental que supone la construcción de viviendas. Además, esta tendencia planea por encima de las demás tendencias en el sector inmobiliario anteriormente mencionadas, basando los nuevos modelos de negocio y las nuevas oportunidades para los inversores en viviendas eficientes y con recursos más sostenibles.

En conclusión: el sector inmobiliario tiene en sus manos la gran oportunidad de conseguir un negocio ganador, siempre que sepa unir estas cinco tendencias inmobiliarias que nos brinda a día de hoy el mercado del Real Estate.